Resultó que en menos de 50 días, perdió la posibilidad de dos empleos bien remunerados y de alto prestigio, todo por estar desprestigiado pero no quererlo aceptar.

Eso, porque pensó que pasarían por alto sus antecedentes, tal como logró convencer a los alcaldes de Progreso Daniel Zacarías Martínez y Chabelo Cortés Góngora, aprovechando la estupidez de ambos, quienes pusieron en sus manos el control de negocios y recursos de todo un municipio.

Se trata de Daniel Rochel Novelo, persona de amplio expediente de acusaciones en su paso por varias dependencias y como funcionario público. Incluso al comenzar el sexenio de Maricio Vila Dosal, sus cuates en la Consejería Jurídica chamaquearon al consejero Mauricio Tappan Silveira, quien lo puso a cargo de la Mesa de Asuntos Penales. Al menos hasta que se le hizo saber al consejero el impacto negativo de haber realizado esa contratación. Esa y otras más que derivaron en un cambio completo del directorio de la Consejería Jurídica que ya estaba publicado en el sitio web del Gobierno del Estado. Eso, más lo que representaría para los niveles de credibilidad y confianza de la nueva administración estatal.


Desempleado (o simulando desempleo, pues se le sigue viendo rondar por Consejería Jurídica y otras dependencias del Gobierno del Estado de Yucatán), Rochel Novelo alcanzó la cumbre del cinismo: pensó que estaba capacitado moral y técnicamente para ocupar la Fiscalía de Justicia … de Quintana Roo.

Y fue entonces que se inscribió al proceso de selección y formó parte de una lista de 20, además de que en las reuniones previas, presumió e hizo alarde de ser ‘recomendado de Rolando Zapata y Félix González’.

Una cosa muy distinta aprovechar la ignorancia y cultivar la personalidad de un anciano como Chabelo Cortés Góngora para poder mover los hilos de la política y la economía del Ayuntamiento de Progreso y, otra, muy distinta, la de pasar inadvertido, que no se sepan sus múltiples correrías, ante los ojos de todo el estado de Quintana Roo.

Bastaron dos llamadas telefónicas, un par de correos electrónicos y todos los recortes de medios enviados a quienes inmediatamente encendieron las alarmas, para que Daniel Rochel fuese rasurado de la lista de aspirantes. Misma historia que se repetirá hasta el resto de sus días en los que, al menos, podrá disfrutar de los millones mal habidos a costa de los progreseños.

Y es que según el actual director de Servicios Públicos Municipales, Luis Jorge Montalvo Duarte, ‘Changoleón’, Rochel Novelo tiene antecedentes delictivos y así lo escribió en la web desde 2010.

En Progreso, se le acusa de ser el encargado de hacer negocios con ‘moche’, como en la autorización para la construcción de una gasolinera en la colonia Juan Montalvo, la cual detonó en un enfrentamiento entre vecinos q oponían a la edificación.

La serie de irregularidades de este personaje viene de tiempo atrás, ya que Daniel Rochel tiene una larga cadena de antecedentes delictivos. Entre ellos se encuentra una denuncia en 2009, en la que una vendedora ilegal de licor, Gladis Canul, aseguró a un reportero del Diario de Yucatán que le pagó 10 mil pesos a Rochel para salir libre, cuando el personaje era entonces subprocurador justicia.

Siendo fiscal del juzgado 8° de Defensa Social, Rochel Novelo fue acusado de exigirle dinero a Ligia Farfán Barrera, para beneficiar al hijo de ella, Iván Rojas Farfán, en la investigación judicial por la muerte de Ivonne Chiu Virgilio. Cuando aún no terminaba el juicio, la señora Farfán Rojas, madre de Jorge Iván, acudió al despacho de Rochel Novelo a exigir que le devuelvan los $25,000 que le pagó para que su hijo saliera en libertad. Sin embargo, Rochel nunca devolvió el dinero y además, amenazó a la quejosa con que su hijo nunca saldría de prisión.

Al final, Rojas Farfán fue encarcelado, pues lo condenaron a prisión, acusado de la muerte de su compañera Ivonne, a pesar de que las pruebas utilizadas en su contra, según mostró su defensa, eran falsas.

Entre otros casos en los que se vio en vuelto Daniel Rochel Novelo, está cuando fungió como subdirector de Capacitación Electoral, ya que fue suspendido durante 90 días sin goce de sueldo por organizar, en su domicilio, una reunión proselitista a favor de la candidata del PRI a la alcaldía meridana, Angélica Araujo Lara. La denuncia la interpuso el PAN, otra cuestión contra lógica que se le hizo ver al actual consejero jurídico Mauricio Tappan y que también se envió a Quintana Roo para evitar que contraten como Fiscal a esta persona.

En ese entonces, el consejero Néstor Santín Velázquez señaló que el inculpado solicitó una licencia sin goce de sueldo por ese tiempo, como una forma para separarse del puesto y terminar la investigación y para que no interfiera en nada durante el proceso electoral, “es difícil volver a confiar en este sujeto”, agregó entonces.

La corrupción de Rochel Novelo parece salpicar también a universidades, como por ejemplo al Centro Universitario Felipe Carrillo Puerto, donde lo incluyeron en su lista de docentes.

Pese a todas estas menciones, en el cinísmo que sólo puede caracterizar una actitud psicopática, el personaje se creyó con derecho y tamaños para ir a Quintana Roo a pedir la Fiscalía. Tal como se consideró con solvencia moral para manejar los casos de la Mesa Penal en Consejería Jurídica. Sin remordimiento, sin sentimiento de culpa.

Lo de Daniel Rochel nos hace recordar aquella cinta de Pacino, #CarlitosWay a la cual, en las carteleras en español, la subtitularon simplemente como ‘Atrapado por su pasado’.

Y así seguirá, vaya a donde vaya …

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here