Estamos en plena temporada de renovación de gafas de sol. No hay que olvidar que por muy accesorio trendy que sean consideradas, cumplen una función muy importante. Proteger los ojos del sol. Hay que tener algo de concienciación, pienso yo, que luego vamos comprándonos las primeras que pillamos por ahí, porque como “hay que ir a la última”. Y creo que es un tremendo error. Más vale un par de gafas buenas que diez de plástico.

Pero hay más, se trata de un accesorio que puede armonizar nuestra cara. ¿Sabes cuál es la forma de gafas de sol que te sienta mejor? ¿Cómo escoger la forma más apta para tu tipo de rostro? ¿Quieres comprarte unas nuevas gafas de sol, pero no encuentras tu modelo ideal? ¿No entiendes por qué esa montura tan bonita te favorece tan poco? ¿Quieres encontrar un diseño que realce tus rasgos y aporte ese toque de glamour que estás buscando? ¿En qué me tengo que fijar a la hora de elegirla? Hoy vamos a intentar resolver algunas dudas con este post.

Cómo identificar tu tipo de rostro

En primer lugar, al igual que el estudio de los tipos de cuerpo, existe la morfología facial, que estudia cuál es tu tipo de rostro y cuáles son las recomendaciones para sacarle más partido.

El contorno del rostro, determina el denominado “óvalo facial”, el cuál, según sus medidas, puede ser clasificado en diferentes tipos. Os tengo que decir, que en realidad, no existen rostros perfectos o puros. Una cara puede representar características de más de un tipo, así que, no os preocupéis demasiado por este tipo de cuestiones. Digamos que sólo nos fijamos en aquellas características más predominantes.

Así en rasgos generales, no os voy a poner toda la teoría, existen estos tipos de rostro:

Y el considerado “ideal” es el rostro ovalado.

El ancho y la forma de tu barbilla, la anchura entre las orejas o el relieve de tus pómulos influyen en el efecto final que percibes, y ven los demás, cuando usas gafas de sol. Así que, ésto es lo que debes de tener en cuenta.

Gafas de sol perfectas según la forma del rostro

Rostro redondo

El objetivo que se persigue es alargar visualmente la cara, debemos diluir las curvas que predominan, para conseguir un efecto más equilibrado. ¿Cómo lo hago?

  • Eligiendo monturas de color oscuro. (Sí, los colores también influyen en las gafas de sol). Estrechan la cara y dan relieve a los contornos en forma ovalada.
  • Las gafas más favorecedoras para este tipo de cara son las de montura cuadrada, rectangular o puntiagudas.
  • También las: Monturas de “ojos de gato“, Lentes ”Mariposa“. Lentes con puentes estrechos, “Aviador” y ”Wayfarers”.
  • Huye de los modelos oversize (que te cubran las cejas), redondos (evitemos el momento cara pan), monturas estrechas, cristales de colores,

Rostro ovalado

En este caso, casi todos los modelos se ajustan bien a las facciones. El reto principal es no romper la armonía de las proporciones.

  • Es mejor si el ancho de la montura es igual al del rostro o ligeramente más ancho.
  • Presta atención a que la parte superior de la montura coincida con la línea de las cejas.
  • Adecuadas para rostros ovalados: Monturas con líneas suaves: rectangulares, ovaladas, redondas. Ojos de gato, tipo aviador o mariposa.
  • Evita gafas de sol demasiado grandes, demasiado anchas o demasiado estrechas.

Rostro cuadrado

Si tienes este tipo de cara, seguramente tus facciones sean algo duras. Elige:

  • Monturas redondeadas, ya que te ayudarán a suavizar las líneas rectas que predominan en tu rostro y lo equilibrarán visualmente.
  • También te favorecerán: Modelos grandes, lentes con monturas al aire, monturas de color. Las “ojos de gato” y tipo aviador.
  • Evita: Diseños rectangulares o cuadradas agudas que acentúan en exceso la horizontalidad. Monturas muy pequeñas y estrechas. Gafas de sol donde la montura es más ancha que el rostro.

Rostro rectangular/alargado

Por lo general, este tipo de rostros suelen ser más estrechos de lo normal y es más complicado acertar con la forma. Se debe “ensanchar” visualmente el rostro.

  • Busca gafas que no exageren las proporciones de tu cara. La montura ideal es larga de altura y más corta de ancho.
  • Elige lentes grandes, que da la sensación de ‘recortar’ el rostro, las tipo “Aviador” (con grandes monturas) o monturas redondas.
  • Evita: las gafas excesivamente pequeñas o excesivamente grandes. Las formas que recuerden a la propia forma del rostro, tipo pera, que acentúan la sensación de cara alargada. Y las monturas rectangulares muy estrechas de alto, para evitar el efecto “cruz”

Rostro en forma de corazón/triángulo inv

El objetivo: equilibrar la parte superior de la cara, haciendo más pesada la inferior. Las personas con barbilla fina, pero pómulos y frente anchos deben optar por monturas con que compensen la asimetría de la parte alta y baja de la cara.

  • Las más favorecedoras: monturas pequeñas con un estrecho puente, redondeadas, tipo aviador, “wayfarers”, monturas al aire, lentes con patillas bajas, gafas de sol de colores claros o neutros.
  • Elige lentes cuyo ancho es igual al del rostro
  • Evitar monturas voluminosas, porque acentúan más la parte superior y no queremos eso. Gafas que cubran las cejas, con perfiles afilados y puntiagudos. Monturas ojos de gato o de colores intensos.

Rostro triangular

El reto principal es ensanchar la parte superior de la cara y desviar la atención de la inferior.

  • Elige gafas de sol con monturas grandes y parte superior ancha. Medias monturas o monturas completas que acentúen la mitad superior de la cara. Colores fuertes o motivos decorativos en la parte superior. Tipo aviador, ojos de gato con cristales transparentes, monturas al aire.
  • Evita aquellas con la parte inferior cuadrada, aguda o con líneas bien definidas. Monturas de “ojos de gato” con cristales oscuros. Gafas de sol cuadradas o rectangulares.

Y sobre todo no te olvides, de la proporción y equilibrio. El tamaño de la montura debe estar en escala con el rostro, sacando el máximo partido a tus rasgos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here