El Alcalde Renán Barrera Concha mantiene firme su compromiso de preservar los monumentos y sitios que son parte de la identidad de la capital yucateca y que, al paso del tiempo, se han convertido en íconos de la historia y cultura de esta gran ciudad.

De esta forma, en el marco de la conmemoración de los 200 años de historia, cultura y tradición del Cementerio General, el alcalde Renán Barrera develó la placa conmemorativa alusiva al Bicentenario de este panteón, el único que a pesar de su edad continúa funcionando como tal.

El Primer Edil dio a conocer que, como parte de esta celebración, el Ayuntamiento de Mérida retomará las serenatas, pero en la Rotonda de Hombres Ilustres, donde descansan los restos de grandes músicos yucatecos, como Ricardo Palmerín y Guty Cárdenas, para honrar la música, el arte y lo que significa ser parte de esta ciudad.

“Además, seguiremos trabajando con las comisiones de Cultura y de Desarrollo Urbano, así como con el Cabildo para darle una mayor solidez a uno de los iconos de la ciudad, que es nuestro Cementerio General” expresó.

Asimismo, destacó la importancia del Simposio Académico “200 años del Cementerio General de Mérida”, efectuado de manera virtual del 20 de octubre al 3 de noviembre, ya que a través de eventos como este se puede dar más valor histórico e incluso atraer inversiones para promoverlo.

Recordó que desde su primera administración municipal, en 2012-2015, al declararse Patrimonio Histórico a este cementerio de la ciudad, se dio el primer paso para iniciar una serie de trabajos para fomentar la cultura y el arte, así como dar a conocer las actividades que se realizan, a fin de dar al Cementerio General una vida más allá de sólo ser un punto de encuentro entre vivos y muertos.

En compañía de los regidores de la comisión de Cultura y Espectáculos y del Dr. Raúl Enrique Rivero Canto, coordinador del Comité Científico Nacional de Ciudades y Pueblos Históricos de México perteneciente al Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, el Alcalde develó la placa alusiva al Bicentenario del Cementerio General, acto con el que también dio por concluido el simposio académico.

Por su parte, el Dr. Raúl Enrique Rivero Canto manifestó que la puesta en marcha de este camposanto en 1821 fue considerada en su tiempo una medida impopular, ya que la gente, sobre todo la que tenía recursos, solía ser enterrada en las iglesias, y les disgusto la idea de ser inhumados fuera de los templos religiosos y con gente de toda clase social. “Pero ahora,  200 años después, en esta ciudad de muertos, tenemos gente de todas las ideologías, en un ambiente de tolerancia y gran diversidad en este espacio considerado patrimonio histórico”, concluyó.

Al evento asistieron también los regidores de la Comisión Permanente de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, así como de la Comisión Especial de Cultura y Espectáculos.