Dotar de infraestructura y vialidades de calidad que contribuyan a una movilidad óptima y que incidan en una mejor calidad de vida para las y los meridanos es el compromiso del Ayuntamiento que encabeza el alcalde Renán Barrera Concha.

La Dirección de Obras Públicas, que tiene a su cargo la supervisión de los trabajos de rehabilitación del distribuidor vial ubicado en Prolongación Montejo con Circuito Colonias, informa que será en los primeros minutos de este sábado 6 de noviembre la reapertura al tránsito vehicular de esta vialidad.

Durante esta semana se realizó la prueba final del desalojo de aguas mediante el sistema de bombeo y posteriormente, se procedió al embelleciendo de las áreas.

También se brindó mantenimiento a la fuente principal del área, tanto en su funcionamiento como en pintura, y se llevó a cabo la instalación de las últimas luminarias.

A partir de ahora, los muretes que bordean las vías superiores del paso deprimido lucen unos escudos del Municipio de Mérida, los cuales sustituyen a las letras e ícono colocados en otras administraciones. Cabe recordar que el Ayuntamiento de Mérida revocó el 3 de julio de 2013 el nombre de “Glorieta de la Paz” que se impuso a ese espacio mediante acuerdo del 28 de agosto de 2012. A partir de entonces se colocó el emblema de Ciudad de la Paz, que en estos días fue retirado y sustituido por el escudo del Municipio.

Luego de meses de trabajo intenso para reconstruir esta obra, inundada por las lluvias generadas por “Cristóbal” y en la antesala de su reapertura, se realizaron diversos trabajos en los elementos externos y visuales, así como tareas finales del sistema de achique de aguas pluviales.

Los trabajos finales durante la última semana incluyeron, por parte de la empresa contratista, el retiro de estructuras de barandales en los pasos peatonales en las secciones superiores, de tal forma que pueda mejorar la imagen urbana de la zona. Estas estructuras de 32 metros de longitud retiradas de los barandales, serán reubicadas en otros sitios municipales.

Asimismo, se trabajó en la operación definitiva de las cuatro bombas de achique instaladas en la nueva cisterna hermética, donde se concentrarán las aguas pluviales que se precipiten en el área del paso a desnivel, como las rampas y el túnel. Las bombas tienen una capacidad de achique de 120 caballos de fuerza.

También, se trabajó en la señalización horizontal y vertical de tráfico en las áreas interiores y exteriores cercanas a la infraestructura del distribuidor, para que, conforme a las indicaciones y acuerdos con la Secretaria de Seguridad Pública, se formen rutas que favorezcan el tránsito en la zona.

Adicionalmente se dio mantenimiento a los muros de contención circundantes a la glorieta del paso a desnivel.

Como se recordará, el pasado mes de febrero, el alcalde Renán Barrera dio a conocer que, de acuerdo a la recomendación de los especialistas del Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán, la propuesta más viable para solucionar el problema del distribuidor vial de Prolongación Paseo de Montejo era elevar a 1.50 metros el nivel de los carriles inferiores con lo cual se reduce su altura pasando de 5.16 a 3.66 metros interior y con ello, se restringe la circulación de autobuses urbanos, a fin de privilegiar una mejor movilidad en la zona.