Strategic Forecasting, Inc., más conocida por el acrónimo StratFor, una empresa privada estadounidense especializada en servicios de inteligencia y espionaje, integrada por ex agentes de la CIA, el FBI y otras agencias oficiales de Estados Unidos, recomienda al presidente de México que cree un organismo de contrainsurgencia si de verdad desea combatir a los cárteles de la droga luego que estos mostraron su poderío con el caso de Culiacán.

El gobierno de México utilizó en el pasado las agencias de contrainsurgencia, como se ha demostrado en el periódo conocido como La Guerra Sucial, una de tipo rural contra guerrilleros como Lucio Cabañas y otra de tipo urbano, como lo fue la Dirección Federal de Seguridad (DFS) vinculada a la matanza del 68 y al Halconazo del 71, entre otras acciones, todas controvertidas en materia de Derechos Humanos.

Al hacer un análisis de los hechos ocurridos semanas atrás en Culiacán y que sigue siendo noticia en México, la agencia de inteligencia privada hizo el siguiente apunte:

Este caso también ilustra cómo el enfoque del gobierno para luchar contra los carteles no ha cambiado, a pesar de las promesas de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador. Los carteles mexicanos son más que simples pandillas callejeras; están bien organizados y fuertemente armados. Y, como se ve en este incidente, pueden desafiar la capacidad del gobierno para gobernar.

Son una insurgencia criminal, y si el gobierno quiere mitigar verdaderamente la amenaza que representan, necesita adoptar un enfoque de contrainsurgencia más holístico en lugar de depender únicamente de la fuerza militar.

Stratfor ha sido citado por medios de comunicación como CNNBloombergAssociated PressReutersThe New York Times y la BBC como una reconocida autoridad en temas de inteligencia estratégica y táctica.5​ La revista Barron’s se refiere a Stratfor como La CIA en la sombra (“The Shadow CIA”).

La estrategia de AMLO se basa hasta ahora en la presentación de la Guardia Nacional, por lo que los hechos de Culiacán presuponen el primer revés en esta estrategia.

De aplicarse lo que sugiere la agencia Strafor, se requiere entonces un regreso de varias décadas en la historia de la investigación policial en México pues la DFS desapareción en 1985 para dar lugar al Centro de Inestigación y Seguridad Nacional, el Cisen, que en los últimos años fue prácticamente desmantelado y mantiene poca operatividad en la actualidad, acusados en la campaña de 2018 de espionaje y ser una policía política represora.

 

En el año de 1985 y dada la “fama” que perseguía a esta agencia gubernamental, por su autoría intelectual en la muerte del periodista Manuel Buendia, su colaboración con el Cartel de Guadalajara dada a conocer desde que se encontraron agentes activos administrando Colonia Búfalo, la participación de sus agentes en el secuestro y posterior muerte del agente de la DEAEnrique Camarena Salazar e incluso de entrenar contras nicaragüenses en los ranchos de los narcos mexicanos, siendo presidente de la república Miguel de la Madrid y secretario de gobernación Manuel Bartlett Díaz, fue ordenada su desaparición siendo creada la Dirección General de Investigación y Seguridad Nacional, predecesora del actual CISEN.

Fundada por el Teniente Coronel. Marcelino Iñurreta de la Fuente (1947-1952), tuvo en el Capitán. Fernando Gutiérrez Barrios (1965-1970) a su director más famoso, seguido por el Teniente Coronel Miguel Nazar Haro (1978-1982).

A Nazar Haro se le recuerda en Mérida por la manera en que solucionó el motín en la Penitenciaría del parque de La Paz, apareciendo muertos los reos subversivos en un escarmiento en campos de tiro, en el que las balas salieron de la misma arma aunque con diferentes tiradores de la administración del entonces gobernador Francisco Luna Kan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here