Mérida, 8 de febrero de 2020.— Por medio del programa Círculo 47, el Ayuntamiento de Mérida busca ofrecer cada vez mejores opciones a los productores locales que les permitan vincularse con mercados justos, promover sus cultivos y otros productos, con lo que mejorará la economía de las familias, especialmente del sector rural del municipio, afirmó el alcalde Renán Barrera Concha.

Acompañado de los directores de Desarrollo Social y Desarrollo Económico y Turismo, José Luis Martínez Semerena y Eduardo Seijo Solís, respectivamente, el Concejal visitó el tianguis natural “Slow Food”, ubicado en calle 33 D con avenida Reforma de la colonia García Ginerés, cerca de las inmediaciones del Foro Cine Colón.

En ese tianguis, que se instala todos los sábados, participan cuatro productores de las comisarías pertenecientes al programa Circulo 47 que promueve el Ayuntamiento.

—Este mercado es el primero fuera de las comunidades rurales que ofrece un espacio de venta directa entre los productores y los consumidores, donde los oferentes obtienen un pago justo por sus productos —afirmó.

—La idea es ir generando más convenios de colaboración con empresas a fin de dar mayor impulso a la venta de los productos locales—apuntó.

Explicó que de esta manera el programa Círculo 47 se suma al fomento de los mercados naturales y espacios reconocidos donde se comercialicen alimentos y productos provenientes de huertos y cultivos familiares sin agroquímicos ni insecticidas.

—Estas condiciones que hemos generado como soporte a los productores locales, nos ayudarán a encaminar todos los apoyos existentes a una actividad agropecuaria más sostenible y amigable para la salud humana y para el medio ambiente, incentivando la producción agroecológica— subrayó.

Por su parte, Aliza Mizrahi, coordinadora y líder del mercado ”Slow Food”, manifestó que cada vez más personas buscan el contacto directo con los productores, ya que esto les permite conocer la procedencia y forma en que fueron cultivados o preparados los productos que consumen.

—El hecho de que productos tan valiosos como estos que se producen en las comisarías se ofrezcan en “Slow Food” enaltece y hacen aún más visibles las buenas prácticas que realizan las personas en sus comunidades con apoyo del gobierno municipal—expresó.

Agregó que el tianguis se fundó hace 10 años con la idea ofrecer productos naturales que contribuyan a una fuente de  alimentación sana para contrarrestar la influencia de la comida rápida.

En su turno, Martínez Semerena explicó que actualmente 4 familias productoras procedentes de las comisarías de Chablekal, Tixcuytún, Komchén, y Tzacalá, pertenecientes al programa Círculo 47 son las que se han integrado a este punto de venta. Se espera que en breve se sumen otros productores de Dzununcán, Oncán, Sierra Papacal, Xcunyá, Xcanatún, Santa María Chí y Dzoyaxché.

Entre los productos que ofrecen destacan: hortalizas, frutales y miel melipona, salsas de tomate, jarabe de tamarindo, mangos en conserva, pollos, huevos, coco, limón y chile habanero.

— Son las primeras 4 productoras que disponen de un módulo compartido desde el pasado primero de febrero —indicó.

Explicó que para tener derecho al espacio previamente deben aprobar una “auditoría” de buenas prácticas agroecológicos y compromiso de venta semanal en el mercado.

Abundó que además los productores se capacitan para erradicar o disminuir el uso de agroquímicos, lo que se traduce en ahorros significativos al reducir el costo de producción. En esta capacitación el Ayuntamiento ya invirtió $143,703.75 en la creación de 11 bio-fábricas, que son espacios donde se fabrican fertilizantes ecológicos de forma artesanal.

El funcionario indicó que hasta el momento se han capacitado a 65 productores de 14 comisarías de Mérida.

Como se informó en su oportunidad, Mérida fue distinguida en el mes de octubre por la UNESCO como una ciudad creativa por su gastronomía lo que potencia este ámbito, no solo abarcando el sector de alimentos, sino el punto de vista social, económico y cultural de la ciudad.

Cabe destacar que en el sitio cada sábado se cuenta con la presencia de la unidad móvil del Punto Verde con el objetivo de que los clientes que acudan a realizar sus compras, aprovechen y depositen sus residuos y objetos reciclables contribuyendo de esta forma al cuidado y protección del ambiente.

Aunado a lo anterior una de las principales acciones en pro del cambio climático que promueve la Comuna es la puesta en marcha del proyecto “Ya´axtal el Gran Pulmón de Mérida” apostando por la biodiversidad, la infraestructura verde, la educación ambiental y la conciencia ecológica interconectando una red de andadores y espacios públicos de los parques Arqueológico Xoclán, Zoológico Animaya, Parque Anikabil, Parque Deportes Extremos y Ecológico de Poniente.

—Esa es la razón por lo que estamos realizando acciones y proyectos que vayan consolidando y articulando el Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable de Mérida (PIMUS), con modelos de planeación favorables para las ciudades y para sus habitantes en términos sociales, económicos y ambientales en pro de mitigar el cambio climático— finalizó el alcalde Renán Barrera.

En la actividad también acompañaron al alcalde, Eugenia Correa Arce, directora de la Unidad de Desarrollo Sustentable; José Collado Soberanis, director de Servicios Públicos Municipales; Miguel Morales Cervera, subdirector de Desarrollo Económico y Turismo y  Paulina Ancona Bates,  Jefa de Circulo 47.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here